Tantas injusticias, abusos, guerras por el poder, odios, discriminaciones, y muchas dolorosas realidades más que nos rodean, y que mi boca se calla..."MIS MANOS LO HABLAN"

maría ayala

domingo, 15 de febrero de 2009

LINK DE TEJEDORAS DE HISTORIAS II - Instituto Estatal de las mujeres, Nuevo León

Por si a alguien le llegara a interesar introducirse al mundo de este grupo de mujeres (donde estoy yo también), les dejo el link donde se presenta el libro completo: TEJEDORAS DE HISTORIAS II.
Historias impactantes, algunas divertidas otras no tanto, pero el fin justifica los medios en este caso, y aqui se presentaron las narrativas de quienes tomamos el diplomado para encontrarnos a nosotras mismas.

Ahora ya existe la Asociación Tejedoras de cambios, A.C., presidida por la Lic. Patricia Basave y sé que será muy esperanzadora para las mujeres que aún conservan arraigado el concepto de que tenemos la obligación de ser sumisas ante los hombres y la sociedad, por el sólo hecho de sr mujeres.


Besos y aprovecho para mandar un saludo y un abrazo con todo mi cariño a todas mis compañeras y a mi maestra Paty,

miércoles, 11 de febrero de 2009

DEBATE - todos hablan de valores perdidos, ¿no será más bien, que lo que hemos perdido son los sentimientos?

Dijo La Sabiduría: —Propongo que matemos a la ignorancia, el hombre sabio es prudente.
Dijo La Verdad: —Matemos a la mentira para que el hombre ya no sea engañado.

—Se equivocan —dijo La Paz—, la que debe morir es la guerra, porque con ella moriría la mentira y la ignorancia se extinguiría, el hombre viviría feliz y...

—Este debate es absurdo —interrumpió La Justicia—, toda la desigualdad que prevalece es por el poder y la avaricia, son éstos quienes debieran morir... así el hombre tendría por fin una vida equilibrada; sin avaricia y anulando el poder, no habría ignorancia, ni mentira, no se fraguarían guerras y no habría tanta pobreza.

Se levantó El Amor y con tristeza exclamó: —Ustedes están errados, todo eso se deriva de un solo sentimiento que cada vez crece más, por lo que yo propongo que el que debe morir es el odio...

El Respeto levantó la mano: —Perdón que los interrumpa, —dijo serenamente—, pero pienso que es mejor que promovamos la sensatez; el hombre sensato sería inteligente, hablaría siempre la verdad, promovería la paz y no la violencia, no odiaría a sus semejantes ni ambicionaría el poder ni conocería la avaricia y sobre todo se preocuparía por resguardar toda clase de vida...

La Razón, caminó hacia el frente, con gesto impávido señaló:
—No han deliberado bien sus propuestas ¿no se dan cuenta de que todo cuánto han dicho aquí no lleva más que a un solo camino?

— ¿Cuál? —replicaron todos sorprendidos.
—Analicen con lógica todo cuanto han dicho. ¿No ven que lo opuesto a cada uno de ustedes se gesta precisamente en el corazón del hombre?

— Y entonces ¿tú qué propones?
—Es muy sencillo... ¡matemos mejor al hombre!

Moraleja: La Razón no es un sentimiento, siempre lleva a soluciones apresuradas con resultados demasiado drásticos (y a veces caóticos)...encontremos propuestas inteligentes que nos lleven a resultados efectivos.

Pensemos con los pies...bien puestos en la tierra y la cabeza siempre hacia el cielo...

Sentimientos extraviados = a, valores no encontrados.

©

(artículo para la Revista Oficio)

martes, 10 de febrero de 2009

QUE ASÍ SEA


El silencio ya no es un suicida serial que se ahoga en la garganta del más débil, ahora es un grito que tras el engaño y la promesa no cumplida, con más fuerza se va repitiendo como un eco en las voces de la humanidad comprometida y responsable. ©

©
¡HASTA CUÁNDO!

Infranqueables muros se solemnizan en el vientre preñado de la ambición.

Los Caínes son el fruto de las incestuosas relaciones entre el poder y la avaricia.

El presente se queda dormido en los brazos de la esperanza, el futuro se ahoga en la garganta del profeta y la fe: secuestrada continuamente para ser negociada a cambio de la voluntad, la que termina prostituyéndose en los brazos del temor o la apatía; así todo continúa en una espiral interminable donde el conocimiento del respeto al derecho ajeno, la verdad, la justicia y la libertad, celosamente se guardan en cuevas de ladrones o son vedados tras fuertes murallas, muriendo antes de nacer para los que cómodamente se duermen y los que cobardemente se callan...

María Ayala ©



AL PASO QUE VAMOS, NOS VAN A QUEDAR SÓLO FOTOS DEL RECUERDO...

CERRO DE LA SILLA - ANTES

CERRO DE LA SILLA - ANTES
¡NO A LA DESTRUCCIÓN MASIVA DE NUESTROS CERROS!

CERRO DE LA SILLA - HOY

CERRO DE LA SILLA - HOY
ALTO A LA DEPREDACIÓN DE NUESTRO PATRIMONIO NATURAL!

¡NO A LA DESTRUCCIÓN MASIVA DE NUESTRAS MONTAÑAS Y CERROS!

El azul del cielo contrasta con la blanca sangre petrificada en el costado del Cerro de Las Mitras...en su otro extremo se vislumbran interminables implantes de concreto.
Se desliza avasallador un cúmulo de casas y edificios mustios en las faldas del Cerro de la Silla...
Tejabanes, edificios abandonados, antenas, mensajes navideños, propagandas baratas ¿? de campañas...rastros de árboles mutilados se divisan a lo lejos sobre nuestras queridas montañas...
Nuestros cerros sangran grietas que no cicatrizarán nunca, sollozan sus riscos lágrimas de lluvia y luces apagadas...sepultan en sus entrañas su poderío los dormidos dioses; hinchan sus sagrados cañones las máquinas infernales de los hombres y las cimas de nuestros cerros se pueblan de silenciosos miedos por lo que les depara el mañana...se sobrecogen al pensarse convertidas en suelo de lúgubres moradas... a costa de la vida mágica de sus hermosos bosques.

María Ayala

*Artículo publicado en la Revista Oficio del mes de Marzo/2008/Vol.XIX

http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/publicaciones/publi_prodigios/cerro-de-la-silla/silla.htm

CERRO DE LAS MITRAS

CERRO DE LAS MITRAS
Moonterrey, N.L., Mx.
APRENDAMOS...
Vientos serenos, vientos de sol; de alas de aves que construyen nidos infatigablemente dignificando el trabajo, idealizando con cantos la supervivencia.
Vientos de polvo por donde transitan las semillas que germinan en la tierra para el bienestar del hombre, mismo que destruye sin conciencia la dádiva de la vida.
Vientos de hormigas que edifican castillos sin violar las leyes de la Madre, que deshojando sin talar árboles previenen el hambre...que sin armas ni escudos se lanzan a la guerra; calculan, respetan, afanan, se apoyan unas a otras, son vientos de antenas con lenguajes misteriosos y desconocidos con las que se saludan cordiales o simplemente se comunican sin llegar a reñir por los espacios de las veredas que transitan...


María Ayala
*Artículo publicado en la Revista Oficio del mes de Marzo/2008/Vol.XIX

AVISO:

Material protegido por derechos de autor, en la Ciudad de México, D.F. (todos los artículos, poemas, frases, fragmentos de novela, están debidamente registrados en INDAUTOR se prohibe la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin mi autorización. Todo lo que aquí se presenta, son artículos ya pubicados alguna vez en las revistas o diarios en los que colaboro)

Las imágenes son tomadas de la Web, en la "sidebar" dejo una aclaración.

Atentamente,

María Ayala